Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/racingclubcastex/public_html/wp-content/plugins/elementor-pro/modules/dynamic-tags/tags/post-featured-image.php on line 39

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/racingclubcastex/public_html/wp-content/plugins/elementor-pro/modules/dynamic-tags/tags/post-featured-image.php on line 39

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/racingclubcastex/public_html/wp-content/plugins/elementor-pro/modules/dynamic-tags/tags/post-featured-image.php on line 39

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/racingclubcastex/public_html/wp-content/plugins/elementor-pro/modules/dynamic-tags/tags/post-featured-image.php on line 39
Fiesta Provincial del Trigo - RACING CLUB
Search

Warning: Trying to access array offset on value of type bool in /home/racingclubcastex/public_html/wp-content/plugins/elementor-pro/modules/dynamic-tags/tags/post-featured-image.php on line 39

Fiesta Provincial del Trigo

Eduardo Castex es sede de la Fiesta Provincial del Trigo desde 1961, pero inició su celebración como Fiesta Regional del Trigo el 31 de diciembre de 1946.

Hubo 9 años sin “fiesta” (1950/1952: 3 años – 1954/1959: 6 años), donde no había ambiente material ni moral para pensar en fiestas, por factores de la Naturaleza que malograron las cosechas en una vasta zona de nuestra pampa, triguera por excelencia. Pero, las cosechas volvieron y con ellas volvió la Fiesta con su jerarquía de siempre, lo que no justificó dejar esta celebración tradicional que llevó y lleva en su propósito el homenaje al hombre del agro, a la tierra que labora y al producto de ese afán que se traduce en nuestro pan de cada día, alcanzando notables relieves de trascendencia en jornadas inolvidables, porque es un acontecimiento que enciende el entusiasmo en todas las gamas de las actividades que se encuentran ligadas directa e indirectamente a los trabajadores de la tierra y, es donde toda la colonia de la zona y demás pueblos se volcaron para testimoniar con su presencia el aprecio que los pueblos sienten para el sacrificado chacarero de nuestros campos.

Esta fiesta que ahora toda la provincia la ha hecho suya, nació con una idea en el seno de la subcomisión de fiestas de Racing Club, al cabo de una exitosa realización de la Fiesta de la Primavera, allá por el año 1946. Ese éxito había dejado entusiasmado al grupo y de ahí que se pusieran a imaginar qué otra cosa podía encararse dentro de su esfera de actividad. La importancia triguera de esta región y la importancia de la producción agropecuaria en general, los llevó a realizar esta fiesta tan familiar y de la comunidad sin pensar que algún día tendría esta trascendencia.

¿Cómo se gestó?

Este evento popular que atravesó la frontera provincial, y es reconocido en el ámbito nacional, fue realizado por primera vez, un 31 de diciembre de 1946, con un objetivo en común: Difundir el arte del trabajo de esta tierra y, además, resaltar el protagonismo anónimo de ese hombre que sol a sol trabajaba en el campo para una sociedad. Los primeros organizadores de la Fiesta Regional del Trigo miraban hacia el futuro de una festividad que contaba con el amplio apoyo de la zona y la notable comprensión de los comerciantes e industriales que llevaron la muestra de su inquietud y progreso, más la sólida adhesión de los hogares campesinos con la gracia de sus reinas, y el marco apoteósico de un público enorme de todos los contornos. Esto ha dado ya el espaldarazo que eleva al rango merecido del homenaje anual a la tierra y a sus esforzados productores.

En aquella noche se recordó a dos pioneros: el ingeniero agrónomo Roberto Godoy, inspirador de la Fiesta del Grano allá por el año 1910, y a don Bartolomé Ferrando, que obtuviera el primer premio del trigo en 1913.

En el año 1961, la Cámara de Diputados de la Provincia de La Pampa, sancionó la Ley Nº 236 por la que provincializó la Fiesta del Trigo organizada anualmente por el Racing Club de la localidad de Eduardo Castex. Firmada por el Vicegobernador de la Provincia de La Pampa, Ernesto A. Tonelli. Con ello se cumplió una iniciativa presentada por el Reverendo Padre Albino Segundo Castellaro y se aprobó un Proyecto de Ley presentado por el diputado Sr. Domingo Gallo. El Poder Ejecutivo reglamenta, año tras año, la forma en que el Estado Provincial participa en la organización y celebración de la misma.

En la XIV edición (1969) de este Festival Comunitario trajo a los pampeanos el logro de una conquista largamente añorada. Nuestra Reina Provincial del Trigo fue ungida en la pujante ciudad cordobesa de Leones como Reina Nacional. Esa noche, todos los pampeanos perdidos en una multitud de personas, crecieron hasta sentir que la fiesta era suya. Ana María Gonzalo, lució la primera corona de Reina Nacional del Trigo para la provincia de La Pampa.

Todos los años el trigo tenía su Reina y… ¿por qué no podía tener también su rey, y quién con más derechos que el productor que obtuviera el grano campeón…?

El Reverendo Padre Albino Segundo CASTELLARO, destacado propulsor de la Fiesta de nuestro cereal: el trigo, con gran entusiasmo expresó en una oportunidad: “Este año (1949) más que nunca se llenó plenamente el cometido de la fiesta”. “Se le ha dado gran importancia a la elección de los granos, cosa que he venido insistiendo para que se tenga en cuenta desde mucho tiempo atrás, puesto que es la fiesta del chacarero, y por ello, lo que más interesa al hombre del agro debe tener su merecido realce”. Así fue que en el año 1953, se logró la adjudicación de premios a la perseverancia del trabajo a los labradores de la zona conquistando las máximas distinciones en trigo a escala nacional, conformando la tónica excepcional que le faltaba a esta fiesta. El Sr. Andrés Siesto ganó el premio de Gran Campeón del Trigo Nacional y el Sr. Bautista Gebruers e hijos el de Campeón, para la provincia de La Pampa.

El origen

El orgullo de mostrar altivamente a La Pampa el legado recibido de sus antepasados es el nervio motor de este despliegue de actividad al servicio del visitante.

A través de esta fiesta, Eduardo Castex ha querido revivir nuestra tradición y lo ha conseguido.

En épocas pasadas cuando las cosechas eran mayores, grupos de peones acampaban cerca o en el mismo lugar de trabajo, cobijados por el calor de los fogones durante las noches. El deleite era, mientras se calentaba el agua de la pava sobre las brasas y comenzaba a circular el mate, escuchar las cuerdas de alguna guitarra o el fuelle de algún bandoneón. Tarareando alguna canción, el asadito chirriaba en la parrilla despidiendo un olorcito suculento que llamaba a comer con el infaltable vasito de vino.

Antaño se debía arar y sembrar con instrumentos y herramientas para facilitar la ejecución de las diferentes faenas agrícolas, dado que no se disponía de maquinarias como en la actualidad. El trabajo se hacía con herramientas simples y sencillas de origen primitivo y rudimentario, pero, hoy, con las características de la era industrial y la evolución tecnológica determinó la progresiva diversificación de los implementos agrícolas incrementando de modo considerable el rendimiento y la capacidad del trabajo, permitiendo alcanzar elevados niveles de producción que transformaron la vida en el campo.

¿Por qué la Fiesta Provincial del Trigo?

Porque esta comunidad se siente ennoblecida de su herencia y todos los años organiza los festejos para celebrarla. En el año 2004/5 cumplió 50 años de haber sido declarada, primero Regional (1946/47) y más tarde Provincial (1961), con el anhelo de colocar a Eduardo Castex en el sendero del progreso con fe en el porvenir. El Reverendo Padre Albino CASTELLARO, expresó: “Yo he visto crecer a la Fiesta del Trigo, que tiene una gran palanca para mantenerse: el agricultor, en nuestra provincia es algo muy importante. La Fiesta del Trigo, que merece llamarse la Fiesta Madre, es de la comunidad, une a toda La Pampa, y procurará unirlos más aún a todos”. (1961)

El Racing Club junto a la Municipalidad de Eduardo Castex, cada año trabaja para organizar «la mejor fiesta» para los vecinos y los visitantes que se acercan desde diferentes puntos de la provincia y del país, hermanados en un mismo festejo y en un mismo homenaje. Los diversos actos culturales y las distintas manifestaciones literarias, artísticas, deportivas y religiosas se dan cita durante todo el año, con espectáculos de una jerarquía acorde a lo que están acostumbrados los castenses con la expresión vital fundada del poderío y evolución de La Pampa.

La Fiesta del Trigo bregó y brega por el acercamiento espiritual de los pueblos pampeanos por medio de este encuentro de buena voluntad.

Un matiz particular en originalidad y belleza lo constituye siempre el desfile de carrozas adornadas con un alto nivel de creatividad, llevando a las aspirantes de las distintas localidades, cosechando aplausos en un magnífico marco de público que rodea siempre a este importante espectáculo pampeano y la presencia de autoridades provinciales y nacionales, señal de que el evento, año tras año, tiene repercusión popular y es punto obligado para realizar anualmente los festejos.

La fiesta continúa por la senda del éxito y Castex se engalana como en sus mejores días brindando cordial recepción a los visitantes, ofreciendo un festival que tiene su feliz culminación con la consagración de la Reina Provincial del Trigo ante miles de personas que siguen expectantes la ceremonia de la coronación, con entusiasmo y apoyo popular.

Destacados relieves alcanza, en lo cultural y artístico, toda la fiesta, que es una magnífica exposición de cultura pampeana, como los concursos literarios, plásticos y fotográficos, y hasta de vidrieras, concitan la atención de quienes gozan con este tipo de manifestaciones y demuestra el esfuerzo para que su realización alcance el éxito requerido. También ocupa un lugar muy importante la Fiesta de las Colectividades con invitados de nivel nacional y la Noche de los Jóvenes en cuyo evento actúan figuras de renombre internacional.

Esta fiesta constituye en esencia la celebración del trabajador rural, que año tras año muestra a la provincia el fruto de sus esfuerzos.

El nombre de Capital del Trigo aplicada a la localidad de Eduardo Castex se ha revitalizado con una rúbrica signada por miles de pampeanos y con una proyección que, por momentos parece rebasar el extraordinario nivel organizativo de sus felices creadores. Ellos no han perdido de vista, ni mucho menos, los márgenes útiles para su realización. En tal sentido la programación contiene, como uno de sus aspectos fundamentales, el “Certamen Provincial de Muestras de Trigo”, que sirve de testimonio cabal y terminante de la calidad del cereal y el reconocimiento al valor de iniciativa de nuestro productor que rinde tributo a nuestro agro pampeano. La calidad y posibilidades del grano y de la tierra es uno de los escalones significativos de la esencia del agro en la completísima y actualizada Exposición Agrícola, Industrial y Comercial. Donde se reúnen allí los elementos y materiales más avanzados en el orden de la mecanización y del trabajo técnico del campo, en espectacular demostración del progreso nacional en las Jornadas Trigueras de Expocampo (En sus comienzos fue ABRIENDO SENDAS DE PROGRESO AL CAMPO, más tarde TRANQUERAS ABIERTAS), otorgando una fisonomía especial al predio donde se desarrolla. Los fabricantes y comerciantes rivalizan en una exposición que trasciende en esta oportunidad al catálogo para probar en el escenario mismo de su destino los avances realizados por la industria aplicada al agro. El agricultor de todos los ámbitos tiene la circunstancia propicia de lograr una visión, no panorámica, sino palpable de las posibilidades que se abren en su permanente lucha por sus mejores resultados.

A los aspectos mencionados, la programación incluye conferencias, desarrollo de charlas técnicas y debates, donde centraliza los conceptos de la más avanzada experiencia en el cultivo del trigo y la tecnología en evolución de maquinarias. Razones para la calificación del esfuerzo útil y con proyección de futuro, las que apuntalan esta manifestación de la agricultura. Además, ofrece, con su aporte a la educación, Cursos de perfeccionamiento y capacitación para docentes y personas interesadas en el tema agrario y de la horticultura.

El profundo contenido agrario y los nobles propósitos que sustentan la Fiesta del Trigo, la han convertido en la máxima expresión del trabajo rural y pone de manifiesto como su realización está consustanciada con básicos principios de patriótica contribución a la grandeza de nuestra tierra.

Algunos poetas y escritores pampeanos e internacionales, como tributo a los bravos agricultores que luchando contra viento y marea, han labrado la grandeza de nuestra provincia y de nuestra nación, le han brindado su testimonio, entre ellos queremos destacar a dos escritores locales: Diana Irene Blanco, en “Tiempos de Espigas y Abuelos”, de “Umbral”, Grupo Joven Poesía de La Pampa, Santa Rosa, 1982; y del profesor Juan Ricardo Nervi, “Chacarero”, poema que se halla grabado en el bronce del “Monumento al Trabajo”, obra del escultor Juan Carlos Iramain, emplazado en la Diagonal 9 de Julio de Eduardo Castex. Además, Hugo Contarini -escritor y plástico- durante años dedicó su creatividad a los escenarios de la Fiesta Regional del Trigo.

Fiesta del Trigo 2014 desfile

WhatsApp
Facebook
X